estepona

Tuesday, June 30, 2009

La plataforma 'Rosas Rojas' apoya a los concejales de Estepona que denunciaron el caso 'Astapa'

La plataforma 'Rosas Rojas' apoya a los concejales de Estepona que denunciaron el caso 'Astapa'

ESTEPONA (MALAGA), 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La plataforma socio cultural 'Rosas Rojas' de Estepona (Málaga) mostró esta mañana a través de un comunicado de prensa su apoyo a los concejales socialistas David Valadez y Cristina Rodríguez, de los que dicen, "han defendido y cumplido los principios éticos del PSOE de tolerancia cero frente a la corrupción".

Según el miembro de la plataforma y ex alcalde de Estepona, Miguel Castro, "Valadez ha demostrado su decencia y su lucha por los valores éticos que defiende su partido". Para Castro, "denunciar la corrupción es la mejor forma de defender la democracia y los intereses de Estepona".

Castro insistió en que los ciudadanos exigen responsabilidades políticas a los presuntos responsables, de los que dice, "no deben escudarse en la presunción de inocencia, ya que lo que demandan los ciudadanos son sus responsabilidades políticas, ya que las de tipo penal serán resueltas por los tribunales de justicia quienes deben juzgarlos y en su caso imponer las penas correspondientes".

Desde 'Rosas Rojas' reclamaron a la justicia "la mayor diligencia en el resto de las investigaciones y procesamientos ante la gran alarma social que los hechos están produciendo en la población".

El PP de Marbella pide la dimisión "inmediata" del secretario del PSOE en San Pedro y de la edil Sonia Flores

El PP de Marbella pide la dimisión "inmediata" del secretario del PSOE en San Pedro y de la edil Sonia Flores

MARBELLA (MÁLAGA), 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PP de Marbella (Málaga), Carmen Díaz, solicitó hoy la dimisión "inmediata" del secretario local del PSOE en San Pedro Alcántara, Rafael García, y de su mujer, la edil socialista en el Ayuntamiento marbellí Sonia Flores, por "utilizar la administración pública para uso privado y con el propósito de beneficiar a su propio bolsillo".

Díaz recordó que tras levantarse parcialmente el secreto judicial del caso Astapa, "han salido a la luz unas conversaciones telefónicas entre el concejal de Estepona Francisco Zamorano y el marido de la concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Marbella Sonia Flores, Rafael García --actual secretario local del PSOE de San Pedro Alcántara y en aquella época uno de los responsables de la Televisión Municipal de Estepona--".

En dichas conversaciones, continuó la portavoz popular, "Zamorano y García organizaban el plan para que Flores cobrara por el Ayuntamiento de Estepona, pero sin trabajar. Comentaban que se pasara dos días a la semana, aunque luego se fuera, y de tener firmados unos días de asuntos propios por si alguien pregunta por ella, decir que se encontraba libre por este motivo".

Ante esta situación, Díaz solicitó la dimisión "inmediata" de García y Flores. Además, consideró que "deberían pedir disculpas a la ciudad por lo ocurrido y dar explicaciones".

En el caso de que no se produzcan la solicitadas dimisiones, la portavoz de los populares marbellíes exigió al PSOE que tome medidas para "hacer cesar a estas personas por el bien de la ciudadanía de Marbella y San Pedro, de un partido político y de la pureza y honestidad de las administraciones públicas". "Siento pena y vergüenza ajena", apostilló la portavoz del PP.

Díaz aseguró que tendrán "su merecido por parte de la Justicia", pero antes y mientras llega la actuación judicial, deberían dimitir, dijo, por no estar capacitados "para representar a nadie". En el caso de la edil socialista, comentó que "no queremos a concejales en el Ayuntamiento que recuerden el pasado deplorable de Marbella". En cuanto a García, señaló que los sampedreños no deberían estar representados por una persona que organiza "de forma maquiavélica la manera de cobrar sueldos para él y su mujer sin trabajar".

Asimismo, tildó este asunto de "enormemente grave desde un punto de vista ético", ya que la política debe estar "llena de limpieza ética" y "nadie puede usar las administraciones públicas para usos personales".

AYUNTAMIENTO DE MARBELLA

Por su parte, el portavoz del equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Marbella, Félix Romero, se preguntó qué hubiese pasado si el PSOE hubiera ganado las elecciones municipales, "sólo hace falta mirar al pasado, analizar esas escuchas y poner en su justa medida esa retórica incendiaria que los socialistas lanzan a diario contra el Ayuntamiento de Marbella".

Criticó la "inexplicable actitud de silencio y mutismo" por parte del grupo municipal socialista y el PSOE de San Pedro "porque no olvidemos que esas escuchas están realizadas al que en la actualidad es el secretario local del PSOE en el citado núcleo poblacional".

RESPUESTA PSOE

El secretario del PSOE en San Pedro Alcántara, Rafael García, aseguró en declaraciones a Europa Press que el PP no tiene por qué pedir su dimisión y aclaró que ni él ni la edil socialista Sonia Flores están imputados en el Caso Astapa. "Ni nos han llamado como testigos ni somos parte de este caso", añadió.

"Si el PP quiere pedir dimisiones que empiece por el alcalde de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, imputado en el caso Troya o por Francisco Camps y Luis Bárcenas que sí están imputados en un caso grave de corrupción como Gürtel".

En el mismo sentido se manifestó la concejala del grupo municipal socialista Sonia Flores quien aclaró que "no estoy imputada en caso alguno ni he sido citada como testigo ni existe abierta investigación sobre mí". Aún así, continuó, "el PP me pide responsabilidades. ¿Por qué no les pide esas mismas responsabilidades políticas a alcaldes, tesoreros y presidentes de comunidades autónomas de su partido que sí están imputados?", se preguntó

Asimismo, Flores aclaró en un comunicado que no existe en el Ayuntamiento de Estepona ningún expediente disciplinario abierto o sanción laboral alguna por haber faltado a su puesto de trabajo.

En este sentido, recordó que es trabajadora de la empresa municipal 'Servicios Municipales Estepona SL', del Ayuntamiento de esta localidad malagueña, desde hace nueve años y que a lo largo de todo este tiempo no ha sido objeto de sanción alguna.

La edil explicó que desde la toma de posesión como concejal del Ayuntamiento de Marbella puso en conocimiento de sus superiores laborales del Consistorio de Estepona, su nueva condición. Además, para no desatender su servicio de atención al público en el departamento de Estadística de la Tenencia de Alcaldía de Cancelada, fue sustituida por otro funcionario y se le adjudicaron otras tareas municipales.

Asimismo, comentó que el artículo 32 del convenio colectivo de 'Servicios Municipales Estepona SL', contempla en cuanto a permisos laborales, que todo trabajador "para el cumplimiento de un deber de carácter público personal tendrá el tiempo indispensable".

PSOE dice que la actitud del PP en Estepona es "desleal" con la ciudadanía y pide que explique en qué "barco va"


El secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia, reiteró que este comportamiento delos populares es la constatación del juego sucio del PP y de que el interés partidista está por encima del interés general".

BENALMADENA, MALAGA. El secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia, aseguró hoy que la actitud de los populares en el municipio de Estepona (Málaga) es "desleal" con la ciudadanía y exigió a la dirección del PP que explique a los ciudadanos de Estepona "en qué barco va".

Es necesario, explicó, que "el PP explique en qué barco va: si navegan con quienes defendemos los intereses generales del municipio en estos duros momentos o si viajan con quienes presuntamente han causado esta situación".

"El PP tiene que definir su papel, si está en la luz o en la sombra tejiendo alianzas que en nada benefician a Estepona", señaló Heredia, al tiempo que apuntó que, "por sus actos, parece que el PP quiere estar en el lado oscuro con fines partidistas y electorales".

"La actitud del PP en Estepona está siendo desleal con los intereses generales del municipio y de sus ciudadanos, porque pretenden obtener desde su connivencia con los imputados lo que no obtuvieron con las urnas", explicó Heredia en un comunicado en relación a las últimas "estrategemas" del PP para retirar las competencias a la junta de gobierno o el intento de control de sociedades municipales.

Así, subrayó que "es momento de trabajar codo con codo para impulsar al municipio", aunque indicó que "el PP quiere que la situación llegue a un bloqueo". "El PP quiere asfixiar a todo un pueblo con movimientos irresponsables", agregó.

El secretario general del PSOE malagueño reiteró que la actitud del PP en Estepona "suma en el contador de irresponsabilidad política del PP a nivel provincial; es la constatación del juego sucio del PP y de que el interés partidista está por encima del interés general".

"Estamos ya acostumbrados a que el PP ampare y viva en connivencia de la sospecha en municipios como Alhaurín El Grande o Gaucín", concluyó.

La grúa de Estepona eximía de pagar las multas a varios ediles y cargos municipales


La grúa de Estepona eximía de pagar las multas a varios ediles y cargos municipales

Las conversaciones entre dos imputados también revelan que podía repartir coches robados

Málaga Hoy. La grúa sigue dando que hablar en Estepona. Si en noviembre de 2007 se inició el expediente de rescate del servicio y en junio de 2008 se denunciaron presuntas irregularidades en la adjudicación del mismo a otra empresa, en el sumario del caso Astapa aparecen otras anomalías en relación a la retirada de vehículos de la vía pública.

Según la conversación telefónica intervenida por los investigadores entre los imputados José Flores, jefe de gabinete de Antonio Barrientos, y su primo Juan Simón, que mediaba en favor de promotores, unos imputados podrían tener vehículos irregularmente. "El coche que tiene Carlos y el secretario lo tienen del depósito", dice uno, tras lo que añade, "hasta Patricia tiene de ahí el coche".

El secretario sería el secretario municipal y Carlos Barrientos es primo del alcalde y ex cargo de confianza. A él se le imputan los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias, al igual que al secretario, Gustavo Rubio, si bien en el caso de Barrientos se añade el de blanqueo de capitales. Simón explica que el concesionario del servicio, Jaime Rico, le ha dicho que en los casos de "coches que son de robos, que retiran de la vía pública, que la gente quiere dar de baja. Entonces de todos esos coches tramitan la documentación y cuando pueden enajenarlo lo hacen".

Es más, según manifiesta Juan Simón, que asegura que conoce toda esta información de manos del adjudicatario del servicio, Jaime Rico, "el secretario va ahí a arreglarlo como si fuera un taller suyo".

Por otro lado, en otra parte del tomo V del sumario, cuyo secreto fue levantado la semana pasada, los investigadores aseguran en su informe que el que fuera concejal de Seguridad Ciudadana en 2007, el socialista Antonio Sánchez, afirma que "hay coches desaparecidos (…) se pierden coches enteros, coches nuevos, y si yo tiro de este hilo, pues entramos en un tema penal y veremos a ver dónde llega".

Según se desprende del sumario, Sánchez asegura que si "tiramos de coches robados, vaya que aparezca alguno en la casa de quien no debe y tengamos que cesar a la cúpula".

Sin embargo, lo que le parece más grave a Simón, en la conversación intervenida, es el hecho de que exista un listado de personas "privadas, concejales y funcionarios a las cuales se les condona el pago de la tasa correspondiente a la retirada del vehículo", según el informe policial.

Simón señala que en estos casos "hay un listado de personas a las que les retira la grúa el coche y como no quieren pagar van donde Alfredo y le dan un papelito de manera que se llevan el coche sin pagar", a lo que añade "eso es la condonación del pago de una tasa, que eso no se puede perdonar".

Según la conversación mantenida entre Simón y Flores, "hay un listado. Esto es tremendo lo que hay aquí, porque hay del gobierno actual de la oposición. Tiene un coche Pedro Lozado, el del PP".

David Valadez López: «Voy a reclamar hasta el último euro que se hayan llevado»

David Valadez López: «Voy a reclamar hasta el último euro que se hayan llevado»

El alcalde apela a la responsabilidad del resto de ediles para sacar adelante Estepona. Asegura que fue "muy duro" denunciar ante la Fiscalía en lugar de mirar a otro lado, "como hacían otros"

La Opinión de Málaga. NOELIA ANDRADE. ESTEPONA David Valadez, alcalde de Estepona, asegura que ha pasado tres años muy duros, pero no va a cesar en su empeño de reclamar hasta el último céntimo de euro que haya salido de manera ilícita del Consistorio. Valadez apela a la responsabilidad del PP, al que volvió a tender la mano para formar parte del equipo de gobierno.

–¿Cómo se encuentra ahora que se ha sabido públicamente que usted fue uno de los denunciantes del ´caso Astapa´?
–En el plano personal han sido años muy duros. Cuando uno se ve en la obligación de ir a la Fiscalía Anticorrupción o a la Dirección General de la Policía es porque uno está muy seguro de que antes que los intereses personales deben estar los principios y los intereses generales de la ciudadanía. Cuando uno se ve obligado a adoptar esa decisión es porque la ha sopesado mucho y porque no tiene absolutamente nada que ocultar. Políticamente, teníamos tres opciones: dimitir, seguir cobrando y mirar para otro lado y, la más dura, que fue la de denunciar los hechos para que la policía los estudiase.
–¿Sus compañeros de grupo sabían que habían denunciado?
–Ellos sabían que nosotros discrepábamos en muchos asuntos y que no estábamos dispuestos a apoyar aquello que no nos parecía legal. Esto provocó que tanto Cristina como yo nos quedáramos relegados dentro del partido ya que incluso nos dejaron fuera de la candidatura del PSOE para las elecciones municipales. Algo que se cambió debido al poco respaldo de la asamblea. Entonces se me tachó de tener las gafas negras y me dijeron que lo mejor era que me fuera a mi casa.
–Y la ejecutiva provincial, ¿sabía lo que pasaba en Estepona?
–Si en algún momento hubiésemos tenido la certeza de que por parte de la dirección provincial hubiese existido una actitud de complicidad hubiésemos presentado la dimisión del Partido Socialista. Lo que ha ocurrido en Estepona hay que restringirlo al ámbito local.
–Entonces,¿se puede decir que no sabían nada?
–No he dicho eso exactamente. Hemos tenido muchas reuniones en todo este tiempo ya que mis discrepancias eran conocidas. Todas esas cuestiones se pusieron en conocimiento de quien procedía, pero esos hechos había que verificarlos. Ni Cristina ni yo somos policías, por lo tanto no podíamos investigar todas aquellas cuestiones que conocíamos. De hecho, ni siquiera asistíamos a las reuniones de urbanismo y sólo conocíamos lo que se comentaba y se rumoreaba. Por eso, había que dejar que la policía confirmara todos esos hechos de los que sospechábamos.
–Llamaba la atención que sólo un concejal socialista estuviera el pasado viernes en su comparecencia pública, ¿hay unidad en el grupo municipal?
–Esa comparecencia se hizo de cara a los medios de comunicación y en ningún momento llamé a ningún concejal para comunicárselo. No obstante, hubo compañeros que quisieron acompañarnos en momentos tan duros. No se trata de que se quiera dar imagen de unidad, sino que nuestra intención era dar nuestra opinión sobre el levantamiento del sumario del ´caso Astapa´.
–Desde el PP se ha vuelto a pedir la disolución y unas nuevas elecciones. ¿Cree que sería la solución?
–No me parecen lógicos ni sensatos los pronunciamientos que se han realizado por parte del PP. El PP debe tener una actitud de responsabilidad y lo que espero es que los concejales sepan estar a la altura de las circunstancias para que la ciudad pueda afrontar el futuro con ilusión. Estepona tiene muchos problemas: la composición de la corporación municipal, la deuda superior de 164 millones de euros y el hecho de que no se está siendo consciente de la necesidad de aunar esfuerzos. El PP cree que con nuevas elecciones sacará buenos resultados políticos, pero no piensa en el bien del municipio y como ejemplo pongo que votara retirar las competencias de la junta de gobierno.
–¿Cuál sería entonces la solución?
–La solución es muy clara y pasa por ser responsables. Hay ocho personas imputadas cuya dimisión garantizaría la gobernabilidad de Estepona. También necesitamos ayuda económica de otros estamentos, de otro modo será imposible salir. Habrá que esperar a la justicia, pero el que la haya hecho que la pague.

Barrientos perdonó el pago de la grúa a amigos y empresarios


Barrientos perdonó el pago de la grúa a amigos y empresarios

El Correo. El sumario del caso Astapa, cuyo secreto se levantó parcialmente la semana pasada, revela que el Ayuntamiento de Estepona (Málaga) tenía una lista de “personas privadas, concejales y funcionarios” tanto “del gobierno actual como de la oposición” que no pagaban a la grúa la tasa obligatoria por la retirada de los coches.

Los investigadores aseguran que en varias conversaciones telefónicas los imputados señalan que en la gestión de la grúa “hay cosas raras y que estarían metidos el secretario, el vicesecretario y Carlos Barrientos”, primo hermano del ex alcalde socialista y ex cargo de confianza en el consistorio. En concreto, el ex jefe de gabinete de Alcaldía, José Flores, y Juan Simón, hablan de ese listado mientras el ex edil de Seguridad Ciudadana, Antonio Sánchez, afirma que “se pierden coches enteros, coches nuevos” y expresa su temor a tirar “de ese hilo” por si desemboca en “un tema penal”. “Si tiramos de coches robados, vaya que aparezca alguno en la casa de quien no debe y tengamos que cesar a la cúpula”, dice Sánchez, aludiendo a la posibilidad de que entre el equipo de gobierno y los empresarios cercanos a su núcleo circulasen coches ilegales con el beneplácito municipal.

El sumario también recoge la conversación telefónica del líder del Partido Estepona (PES), José Ignacio Crespo, y su hermano Jorge, interesados en adquirir una parcela por “unos 80 millones” pagando “casi la mitad de ella en B”.

Desde el PP andaluz, el secretario general, Antonio Sanz, instó ayer al PSOE–A a aclarar si conocía las irregularidades que según el actual alcalde, Diego Valadez, denunció a la dirección regional, ya que si es así pudo encubrir un delito. El secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia, le contestó diciendo que la actitud de los populares es “desleal” con la ciudadanía de Estepona, por no apoyar a la corporación local, y exigió a su dirección que explique a los ciudadanos “en qué barco va”.

«No hubiera sido capaz de mirar para otro lado»


«No hubiera sido capaz de mirar para otro lado»

El alcalde asegura que, pese a los errores, sus sospechas han sido confirmadas por el sistema judicial

SUR. No lo dudó. Al conocer presuntas irregularidades de sus compañeros de gobierno, acudió a la policía a denunciarlas. Tres años después, el actual alcalde de Estepona, David Valadez, asegura que era su obligación y que no dimitió por mantener sus principios políticos.
- ¿Cómo se siente después de que se conozca que denunció la presunta trama de corrupción?
- He de estar satisfecho porque he cumplido con mi obligación de ciudadano; hemos (en referencia a su compañera Cristina Rodríguez) actuado conforme a nuestros principios y con el aliento de muchas personas que necesitaban demostrar que no todos los políticos somos iguales y que era imprescindible una regeneración.
- ¿Cuándo vio las supuestas irregularidades que denunció?
- A partir de mi toma de posesión en 2003 uno empieza a gestionar lo público creyendo en la buena fe de todo el gobierno. A medida que transcurre el tiempo aparecen motivos de discrepancia que son expresadas en foros internos del partido y eso se acentuó con el tiempo. Cuando uno nota que no se adoptan medidas que permitan volver a la legalidad, nos vemos en la obligación de poner ante la justicia los datos que tenemos. En la mayoría de las ocasiones, resultado de ir a reuniones o de conversaciones.
- ¿Por qué no dimitió?
- Lo pensamos muchas veces, pero llegas a la conclusión de que por qué nosotros que estamos actuando conforme a unos postulados que corresponden a nuestro partido hemos de renunciar a la vida política. Hemos pasado un auténtico calvario en el convencimiento de que tendría su fin. Si seguimos en el pleno es porque el 48% de la militancia votó en contra de la candidatura del ex secretario general, Antonio Barrientos, en la que no estábamos incluidos. Lo más cómodo hubiera sido mirar para otro lado, pero no hubiéramos podido dormir tranquilos.
- ¿El permanecer en el gobierno le ha facilitado obtener información para trasladarla a la justicia?
- Hay muchas cuestiones que conoces al estar dentro. Pese a los errores que se han podido producir, nuestras sospechas han sido confirmadas por el sistema judicial.
- También denunció los hechos ante su partido. ¿Cómo reaccionó éste?
Si tuviéramos la certeza de que había connivencia con la presunta trama, de forma inmediata hubiéramos renunciado a nuestra responsabilidad orgánica. El PSOE es mucho más amplio y diverso de lo que ha pasado en Estepona.
- ¿Ha tenido su apoyo?
- Me siento totalmente respaldado; si no fuese así, me hubiera ido.
- ¿Cómo va a ser el funcionamiento ahora del Ayuntamiento?
- Astapa ha servido para que se conozca que no todos somos iguales. Hay algunos con un interés por el ámbito personal y otros con una vocación de servicio público.
- ¿Sigue recibiendo amenazas?
- Cada vez que he tenido amenazas las he puesto en conocimiento de quien corresponde. No pretendo ser víctima.

La normal anormalidad


La normal anormalidad

Artículo de opinión de José Manuel Atencia publicado en El País.
Francisco le pregunta qué día le vence el contrato. Esther está preocupada. Él le dice que no comente nada y le anuncia que cuando reciba la carta con el finiquito, que no se preocupe ya que la va a hacer fija. "Cuando llegue la renovación, te vamos a despedir, pero luego yo me voy a equivocar y te voy a hacer fija. Te lo digo a ti nada más. Yo te enviaré la carta de despido, pero luego me equivocaré". Francisco se apellida Zamorano y era el edil socialista de Hacienda del Ayuntamiento de Estepona. Su interlocutora, Esther, era la secretaria de la comisión ejecutiva local del PSOE en este municipio.

Antonio tiene un problema. ¿Está solucionado lo de Los del Río?, pregunta su interlocutor. Y él le contesta: "Sí". Antonio habla con su chófer y le dice ¿Dónde está la caja de puros? "Está en el maletero del coche", le explica. "El sillón del vehículo tiene una palanca arriba que hace que el asiento se eche hacia abajo. Allí se encuentra el sobre con una goma. Dáselos". "¿Qué se lo dé a los del Río? Sí, son 12.000 euros, que son 24 billetes de 500". Antonio era alcalde de Estepona. Se apellida Barrientos. Su interlocutor, Mariano, era un cargo de confianza del consistorio.

Flores habla en complicidad. "Primo, ahora mismo no tiene ningún hueco, tiene a todo el mundo totalmente exprimido. Él se tiene que comprometer, no puedes tener a inversores con un convenio frenado. No puede ser, tiene que sacar el plan. Los temas de gestión los tiene que sacar. Y él tiene que tener un grupo empresarial detrás para la siguiente campaña y para todo lo que nos viene en cuatro años". En el otro lado del teléfono Juan le contesta que "él tiene que seguir haciendo lo mismo, si no tampoco va a ser feliz". "Por qué ha subido tanto Antonio", se pregunta, "por la labor que hemos hecho en este sentido. Eso ha sido un goteo permanente"... "Nosotros cerramos fila, y tu y yo nos vemos". "Lo que quieras", le espeta su interlocutor, "pero sin salir de copas. Quiero guardar hasta la misa del mes de mi padre para tener la conciencia tranquila". José Flores era el jefe de gabinete del alcalde. Él, era el alcalde. Y Juan, uno más del entramado.

Democracia, tenemos un problema. Y lo peor es que nos estamos acostumbrando. El problema no es sólo la corrupción. Eso confío en que se solucione con tiempo, con policía y con justicia, aunque a veces cueste trabajo creerlo. El problema es que todo sucede dentro de la normalidad. La normalidad del que llama para saber cómo va lo suyo. O para saber cómo va lo nuestro. La normalidad con la que se explica dónde está la "caja de los puros". O la normalidad de esa conciencia que nos impide ir de copas cuando se está de luto por un padre después de un "goteo permanente". De qué, ese goteo. No es difícil imaginarlo.

Está también la normalidad del día después, esa normalidad con la que asumimos que la única persona que da explicaciones para defenderse de la acusación de "traidor" es la única persona que actuó con dignidad, el que denunció unos hechos que algunos no querían conocer. Y finalmente, esa normalidad con la que muchos imputados siguen dando lecciones de moral desde sus escaños del salón de plenos de un ayuntamiento democrático.

Todos los grandes casos de corrupción están llenos de pequeñas corruptelas que son asumidas con normalidad. No ocupan los titulares, pero son la base que ha ido alimentado el problema. Son las consecuencia de un sistema de redes clientelares engordado con miles de personas que viven y trabajan porque su partido gana las elecciones. Un sistema que se sustenta en la apatía de los ciudadanos ante la política y que en España está llegando a extremos peligrosos: la corrupción ya no hace perder elecciones. Pero, sobre todo, se trata de un sistema que se basa en la normalidad. En esa normalidad con la que los ciudadanos hemos asumido día a día lo anormal.

Pizarro lamenta que el PP esté "más preocupado en debilitar al alcalde que en arreglar la situación de Estepona"

Pizarro lamenta que el PP esté "más preocupado en debilitar al alcalde que en arreglar la situación de Estepona"

SEVILLA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Gobernación y vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, lamentó hoy que el PP-A esté en estos momentos "más preocupado en debilitar la figura del alcalde de Estepona que en arreglar la situación en la que está ciudad como consecuencia de la operación judicial puesta en marcha el pasado 17 de junio.

En declaraciones a Canal Sur Radio, recogidas por Europa Press, Pizarro destacó que el alcalde de la localidad malagueña de Estepona, el socialista David Valadez, ha asumido su "responsabilidad en una situación complicada desde una posición de firmeza democrática".

Asimismo, el vicesecretario general del PSOE-A también se refirió al rechazo del PP al ofrecimiento hecho por Valadez para formar un gobierno local de concentración que fuera suma de concejales del PSOE, PP-A e IULV-CA, ante lo que advirtió de que es "lamentable que el PP esté más preocupado en debilitar la figura del alcalde que en arreglar la situación creada en la Corporación municipal".

Enemigos íntimos

Enemigos íntimos

Las escuchas telefónicas del 'caso Astapa' revelan un entresijo de supuestas rivalidades y sospechas entre miembros del Ayuntamiento de Estepona

Disrio SUR. Compañeros de partido o dentro de la Corporación, pero fuertes enemigos cuando se dan la espalda. Las conversaciones telefónicas incluidas en el sumario del 'caso Astapa' han sacado a la luz un entramado de desavenencias ocultas bajo las que se escondían presuntos intereses enfrentados. Dos de los protagonistas de las disputas más encarnizadas son el ex concejal de Hacienda, Francisco Zamorano, y el ex edil de Urbanismo, Rafael Duarte, ambos imputados en la causa.
Sus diferencias eran conocidas entre sus compañeros de partido, pero los investigadores describen en los informes que han trascendido hasta el momento, las posibles causas de este distanciamiento. La paralización de unas obras en la localidad «cuyos propietarios son familia de Zamorano» es el origen del problema, según el sumario, que refleja que ambos tuvieron una «fuerte discusión» pública en dependencias municipales.
«Buena carnaza»
Pero el enfrentamiento va más allá y entran en escena más compañeros políticos. Es el caso de la ex concejala socialista de Playas, Marisa Rodríguez (también imputada), de la que los investigadores aseguran que no duda en posicionarse a favor de Zamorano en su «agria» polémica con Duarte. Y más, también en buscar «un pasado turbio» sobre éste tras su paso por Marbella y Manilva. «He dado con alguien que te va a dar muy buena información sobre nuestro amigo Rafael, y por lo visto la cosa que hubo ahí no tiene desperdicio, así que te va a dar buena carnaza», comenta la ex concejala con una interlocutora.
Los entresijos de las relaciones entre los ediles no se quedan ahí. El sumario señala que merece «especial atención» la relación que demuestra Zamorano con el ex edil del PP, Ricardo Galeote, que dimitió tras su imputación en el 'caso Gürtel'. «Es curioso cómo ambos políticos, aún a pesar de ser de tendencias y partidos enfrentados, comparten información sensible de otros ediles. Aún es más sangrante esto, cuando Zamorano informa a Galeote de una actuación, que bien podría ser utilizada por la oposición para hacer escarnio público», manifiestan los investigadores a raíz de las escuchas telefónicas. Se trata, según las mismas fuentes, de una nueva licitación propuesta por la Junta de Andalucía para el puerto, habiendo una previa del Ayuntamiento.
Precisamente, Duarte vuelve a convertirse en diana de las críticas y sospechas de sus compañeros de Corporación en relación a un asunto del recinto portuario. En este sentido, el ex edil del PP acusa a Duarte (en una conversación telefónica con Zamorano recogida en el sumario) de estar interesado en un proyecto en el puerto de Estepona. Así, le manifiesta que el ex edil de Urbanismo habría formado una sociedad con otro persona.

Sunday, June 28, 2009

Un imputado quería comprar una finca y pagar "casi la mitad del precio en B"


Un imputado quería comprar una finca y pagar "casi la mitad del precio en B"

ABC. El sumario del "caso Astapa" recoge la conversación telefónica que mantuvieron el líder del Partido Estepona (PES), José Ignacio Crespo, y su hermano Jorge, quienes estaban interesados en adquirir una parcela por "unos ochenta millones" pagando "casi la mitad de ella en B".

A Crespo, que se encuentra en libertad bajo fianza de 150.000 euros por este caso, que investiga la presunta trama de corrupción en el Ayuntamiento de la localidad malagueña de Estepona, se le imputan los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias, malversación y blanqueo de capitales.

La transcripción de la conversación, mantenida el 9 de abril de 2007, recoge la intención de ambos hermanos de comprar una parcela en su pueblo, Arenas de San Pedro (Ávila), sobre la que ya se ha hecho una calificación urbanística nueva, según recoge el informe policial y dicha compra, en palabras de Jorge, sería de "unos ochenta millones, bastante en B, casi la mitad".

Según el informe policial, tanto Crespo, "que dispone de un alto nivel de vida", como su entorno familiar estarían interesados en comprar inmuebles o parcelas con parte de dinero en negro, "probablemente para blanquear los beneficios obtenidos gracias a alguno de los tipos delictivos objeto de las presentes".

De otras conversaciones mantenidas, la Policía deduce el presunto uso de testaferros "en algunas operaciones de compraventa de inmuebles para la ocultación de patrimonios".

Así, recoge la conversación telefónica mantenida entre Crespo y Pedro López, quien fuera su gerente de Urbanismo entre 2003 y 2007, en la que el primero le dice a ver si la promotora les puede reservar un par de pisos de lujo que se están haciendo junto al hotel Kempinski, dando una señal y "dejándonos escriturar a nombre de un tercero".

Esta práctica de poner bienes a nombre de terceras personas "suele ser un uso habitual para la ocultación de patrimonios de ilícito origen como comisiones ilegales, cohecho, etcétera", según el informe policial.

A Pedro López, en libertad provisional bajo fianza de 300.000 euros, se le imputan los presuntos delitos de cohecho y malversación.

El "caso Astapa" desvela la concesión irregular de un chiringuito en la playa


El "caso Astapa" desvela la concesión irregular de un chiringuito en la playa

ABC. El sumario del "caso Astapa" desvela las conversaciones entre la entonces concejala de Playas de Estepona (Málaga), Marisa Rodríguez-Pino, y el abogado Juan Simón, quien está interesado "en la concesión irregular de una licencia para la instalación de un chiringuito en la playa".

En una conversación telefónica mantenida el 6 de septiembre de 2007, Simón le muestra su interés en una parcela de la playa de El Padrón para instalar allí un chiringuito, según recoge un informe policial incluido en el sumario del "caso Astapa", que investiga la presunta trama de corrupción en el Ayuntamiento de Estepona.

La edil le informa de que tiene que ver la titularidad de la parcela y el Plan General, así como la posibilidad de sacarla a licitación y plantearlo en la Demarcación de Costas, y de que todo ello lo abordará con el arquitecto Arturo Cebrián, también imputado en la causa.

Rodríguez-Pino le pregunta si él consta "como socio, como administrador" de la sociedad que va a concurrir a la licitación, a lo que Simón le responde que no, y la concejala afirma en ese momento "perfecto, mucho mejor así".

La conversación continúa con Rodríguez-Pino preguntándole a Simón sobre "lo del crédito" y quién le va a hacer la transferencia del dinero, a lo que Simón responde que "eso te lo daremos en efectivo para que no conste ni transferencia ni nada".

La concejala de Playas le dice que eso mismo le iba a proponer ella, "porque, por ejemplo, cada seis meses yo lo guardo en casa, lo voy metiendo cada mes y a nadie le canta" y añade que "si se hace una transferencia, siempre deja huellas y siempre va a cantar".

Según la Policía, dichas actuaciones podrían ser constitutivas de un delito de cohecho, porque la concejala se aprovecha de su condición de funcionaria pública para tramitar la licitación de parcelas en la playa.

Además, añade el informe, "estaría clara la dádiva en el tipo delictivo correspondiendo a la entrega de dinero en efectivo" y que a cambio de ese dinero "la concejala va a hacer un acto irregular en el ejercicio de su cargo".

A Rodríguez-Pino se le imputan los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias y prevaricación, mientras que a Simón se le imputan los presuntos delitos de cohecho, tráfico de influencias y blanqueo.

El ´núcleo duro´ de Barrientos se reunía sin que él lo supiera


El ´núcleo duro´ de Barrientos se reunía sin que él lo supiera

El jefe de gabinete de alcaldía, su primo Juan Simón y Francisco Zamorano trataron la redacción del PGOU con el arquitecto Enrique Bardají

La Opinión de Málaga. JOSÉ ANTONIO SAU. MÁLAGA El sumario del ´caso Astapa´ revela, además de las correspondientes corruptelas, numerosos aspectos internos del Consistorio esteponero que definen, aún más, los roles que cada cual jugaba en el seno de la corporación. Hay una cosa meridianamente clara: Antonio Barrientos, entonces alcalde, estaba perdiendo parcelas de poder a marchas forzadas y este hecho se adivina con sólo echar un vistazo a algunos de los informes policiales contenidos en las actuaciones.
Según uno de los análisis efectuados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, "un aspecto que demuestra la absoluta falta de control que tiene el regidor de todo lo que sucede a su alrededor es que se han producido reuniones privadas entre tres de sus colaboradores y el arquitecto que redactó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).
Así, a estos encuentros en la sombra asistieron José Flores, jefe del gabinete de alcaldía de Estepona y ´factótum´ del Consistorio; su primo y empresario Juan Simón, persona de confianza de Barrientos que también realizó numerosas gestiones en favor del Ayuntamiento; el director económico para la redacción del documento urbanístico, Francisco Zamorano, y Enrique Bardají, el arquitecto que diseñó y elaboró el PGOU.
Según comenta otro de los imputados en una de las conversaciones telefónicas, "han sido varias reuniones paralelas y Barrientos no se entera de nada".
Aunque no se detalla, en esas reuniones muy posiblemente trataron de dos temas: de la marcha del documento y de la deuda que mantenían con Bardají, que oscilaba, siempre según el sumario, entre los 600.000 y los 800.000 euros. Este asunto se refleja en numerosas conversaciones telefónicas contenidas en el sumario y ha dado muchos dolores de cabeza a los implicados en el ´caso Astapa´, puesto que Bardají rechazó la primera opción de pago que le propusieron.
Otro apunte que da una idea del desgobierno que existía en el seno de la corporación municipal se halla en una conversación mantenida por algunos de los intervinientes en esos encuentros con un empresario relacionado con el Consistorio. En ella hablan, según la policía, "acerca de manipulaciones, complots y traiciones que se están llevando a cabo en el Ayuntamiento". En el transcurso de la charla, el empresario llega a comentar que la administración local es "un nido de víboras".
En otro lance de las conversaciones, uno de los responsables de Urbanismo aclara que Antonio Barrientos mantiene una actitud remolona, lo que ha provocado que él "se lleve todas las hostias" y pierda las relaciones personales con los promotores y empresarios que colaboran estrechamente con el Consistorio. "También comentan los problemas que están teniendo para hacer frente a sus deudas, en especial con Enrique Bardají", indican los investigadores.
El nerviosismo era ya una característica habitual de los implicados en la trama. Barrientos le echa una bronca a un periodista por sus investigaciones, y dos de los implicados comentan que "en muchos de los expedientes municipales habría implicaciones penales, ya que podrían existir delitos contra la ordenación del territorio".

Barrientos sospechaba que la Policía tenía 'pinchado' su teléfono móvil


Barrientos sospechaba que la Policía tenía 'pinchado' su teléfono móvil

Las escuchas desvelan que el ex alcalde intuía que era investigado y por eso eludía hablar de ciertas cuestiones

«Hablar de eso», «hablar del tema», «hablar de lo otro» o «hablar de cosillas». Los imputados en el 'caso Astapa' utilizaban «conversaciones cortas y explícitas» o fijaban una cita para hablar en persona ante la sospecha de que la Policía pudiera haber intervenido sus teléfonos. El entonces alcalde de Estepona, Antonio Barrientos, era uno de los más «reservados».
Barrientos invitaba «siempre» a sus interlocutores a comentar los temas «de forma personal», según se desprende de los informes policiales recogidos en el sumario del procedimiento. Los investigadores aseguran en uno de ellos que «es indudable» que el ahora ex regidor «sospecha o pudiera sospechar que su teléfono está siendo intervenido». Temía que «pudiera haber gente que saque información de las actividades irregulares que se están llevando a cabo».
Las medidas de seguridad que toma el ex alcalde para asegurar la privacidad de sus conversaciones le llevan a efectuar llamadas desde «ciertos teléfonos fijos y cabinas». Su desconfianza se agudiza con el levantamiento del secreto de sumario del 'caso Malaya'. Son varios los contactos telefónicos que mantiene con algunos de sus colaboradores más cercanos para interesarse por el contenido de la investigación y en particular por las escuchas telefónicas. En uno de ellos el propio concejal de Urbanismo, Rafael Duarte, incluso le «llama para tranquilizarlo».
Durante esos días realiza «numerosas llamadas» en relación con el sumario de la supuesta trama de corrupción municipal en Marbella, «comprobando aspectos de distintas operaciones realizadas por el Ayuntamiento de Estepona», hecho que, a juicio de los investigadores, «pudiera indicar ciertas irregularidades» en dichas operaciones. Este sería el motivo, según la Policía, de que Barrientos se encontrara en esas fechas «especialmente nervioso».
El entonces alcalde no es el único que intuye que le pudieran estar investigando. Su entorno también habla de ello. Así, el que era jefe del gabinete de Alcaldía, José Flores, comenta en una conversación telefónica que Duarte «dice que la Policía está investigando a Antonio».
Los informes recogidos en el sumario del procedimiento mencionan además el «especial interés» que Barrientos muestra en julio de 2007 por la entonces recién nombrada titular del Juzgado número 4 de Estepona. El imputado le pregunta a su primo Carlos Barrientos, miembro del gabinete de Alcaldía, por la filiación y estado civil de la jueza.

La trastienda de 'Astapa'


La trastienda de 'Astapa'

Las intervenciones telefónicas descubren otras presuntas actividades delictivas como el uso irregular de coches robados o propuestas de matrimonios de conveniencia

SUR. La denuncia del actual alcalde de Estepona, David Valadez, y la edil socialista Cristina Rodríguez sobre la presunta trama de corrupción municipal del Gobierno de Antonio Barrientos iluminaba un escenario sobre el presunto pago de los gastos municipales, la financiación de partidos políticos y el enriquecimiento de particulares a partir de las «donaciones» económicas obtenidas de empresas con intereses en la ciudad. El origen del 'caso Astapa' también alertaba del cobro de comisiones y de las supuestas irregularidades en la contratación de personal y en la adjudicación de obras licitadas por el Ayuntamiento.
Sin embargo, las intervenciones de los teléfonos móviles de los sospechosos -posteriormente imputados- llevadas a cabo por la Policía reflejan otras posibles actividades delictivas de algunos de los presuntos protagonistas de la trama. Una trastienda del caso en la que se dan cita actuaciones que podrían incurrir en delitos como el fraude, el tráfico de influencias o la sustracción indebida.
Depósito de vehículos
Los 'pinchazos' telefónicos desvelan, entre otras cuestiones, supuestas irregularidades en el depósito municipal de vehículos. «Hay temas penales, hay coches desaparecidos, tengo gente implicada», asegura el concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Sánchez, en una conversación. «Se pierden coches enteros, coches nuevos», insiste el edil, que va más allá al afirmar que «si tiramos de coches robados, vaya que aparezca alguno en casa de quien no debe y tengamos que cesar a la cúpula».
Los investigadores establecen en un informe recogido en el sumario del caso que el funcionamiento irregular del depósito municipal de vehículos podría incurrir en los delitos de apropiación indebida, estafa e, incluso, robo, al ser utilizados o vendidos los turismos a terceras personas.
Según apunta la Policía, el secretario del Ayuntamiento de Estepona, José Gustavo Rubio, advirtió de la existencia en el depósito municipal de 59 vehículos pertenecientes a ciudadanos extranjeros o personas fallecidas que se vendieron a otros particulares. Según Rubio, las compras se llevaban a cabo por un precio muy inferior al de mercado y cuando los nuevos propietarios solicitaban inscribir sus coches a su nombre, desde la concesionaria siempre se respondía que se estaba tramitando la gestión.
Las escuchas telefónicas centran también su atención en un vehículo en concreto, el coche del ex alcalde Antonio Barrientos, en el que, según los informes policiales, el imputado esconde una caja de puros con dinero en efectivo utilizado para abonar diversos gastos municipales.
En este sentido, el sumario establece por ejemplo las conversaciones entre Barrientos y el escolta que conduce el vehículo para que busque la citada caja con el fin de abonar al dúo musical 'Los del Río' 12.000 euros por su concierto en Estepona, cantidad que está desglosada en 24 billetes de 500 euros, según el propio ex regidor ha contado previamente.
Propuesta de boda
Entre los comportamientos de los investigados incluidos por la Policía en sus informes se encuentra también una conversación en la que se refleja una propuesta en relación con una boda por conveniencia planteada por el arquitecto municipal Arturo Manuel Cebrián a una amiga.
El imputado le explica que «alguien» -una mujer- busca un «candidato» para este tipo de enlace y pagaría 6.000 euros, con la condición de que el futuro esposo debe ser residente en Benalmádena, «pues exigen mucho menos papeleo». Cebrián le propone a su amiga que le ofrezca al candidato 3.000 euros para repartir la otra mitad entre ambos y le advierte de que esta práctica está prohibida.
Los investigadores destacan en su informe que, a la luz de estas conversaciones, la «falta de integridad y legalidad» de las actuaciones del arquitecto «quedan más que patentes». «No sólo no duda en el cobro de comisiones en lo que a temas urbanísticos se refiere, sino que se atreve con una categoría más allá de la que hasta ahora venía practicando», subrayan los agentes policiales.
El sumario del caso incluye además la información procedente del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) sobre las operaciones con el exterior efectuadas por el ex concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento esteponero Manuel Reina en 2004. El organismo detectó cinco 'entradas' del edil en Finlandia por un importe global de 329.904,7 euros en concepto de «inversiones de cartera efectuadas por residentes en acciones emitidas por sociedades no residentes».
El Sepblac constata que ese mismo año figuran otras cinco operaciones, en este caso cinco 'salidas', por parte de Reina también con Finlandia. La suma del importe por dichas operaciones alcanzaba los 340.741,9 euros.

Las perlas del «Astapa»


Las perlas del «Astapa»

ABC.José María Camacho. Pese a esas frases de doble sentido, la Policía no es tonta. Hoy desvelamos en ABC algunas «perlas» que aparecen en el sumario.
Bono y el Real Madrid. Un miembro de Alcaldía le pregunta a un imputado si José Bono, quien se encontraba en Estepona para apoyar la campaña electoral del PSOE, se mete como gasto del partido o de su empresa. También le pregunta por el pago de 30.000 euros al Real Madrid y sugiere que le den dinero porque «no puede seguir metiendo a su empresa para todo lo que se factura». Tras esta conversación, el jefe del Gabinete de Barrientos envía un correo a Dani Delgado, vinculado con el grupo Valle Romano, para solucionar el problema: «Mañana mínimo 15000 para pagar al Madrid y de lo otro el 50 por ciento».
Favor político de Pendón.Una de las preocupaciones en el Ayuntamiento es que los funcionarios cobren, según Flores, que busca un crédito para garantizar sus nóminas hasta diciembre. Entre las conversaciones que tocan este tema destaca la mantenida con su primo José Simón. Afirma que la nomina de «este mes son cinco millones de euros» y que la de junio «la adelantó el patronato», que a todos los efectos es el PSOE y Pendón. Le dice que el alcalde llamó al presidente de la Diputación para que le adelantara el dinero con cargo a enero, como «favor político». Flores cree que en enero todo estará resuelto y pronostica que luego tendrán «un montón de dinero para inversiones». Los interlocutores señalan que Juan Simon, primo de Flores y hermano de José Simon, está enfadado porque no participa en operaciones que reportan beneficios.
Concierto de Mark knopfler.Las concejalas de Cultura y Playa, Maria Asunción López y María Victoria López, conversan con Flores para ver como se puede financiar algunos eventos. La primera propone que el concierto de Mark knopfler, que cuesta 360.000 euros, lo patrocine Valle Romano, pero Flores quiere que sea Globalia. La concejala de Playa habla de una deuda de electricidad de 500.000 euros y dice que el dinero «se fue para otro sitio».
Las cajas de puro. Barrientos, y algunos de sus colaboradores utilizan expresiones que sólo ellos conocen. Barrientos pregunta si «esta gente (la Policia cree que es Javier Merino, del grupo Mena) ha dejado algo para pagar a Los del Rio». Tras obtener una respuesta positiva, pide a su escolta que busque una caja de puros. Este lo encuentra y le comunica que «lo ha contado, que son 12.000 euros en 24 billetes de 500», y que se lo dará a su novia. No es la primera vez que se habla de una «caja de puros» escondida en el vehículo del alcalde. El 16 de mayo de 2007, Barrientos preguntó a otro de sus escoltas por la «caja de puros», indicándole el lugar exacto donde se encontraba el «sobre con una goma».
«Si gana el PP nos dan por culo». Barrientos quiere sacar un proyecto como sea, incluso por encima de la ley. El concejal de Urbanismo le avisa de que no se puede adjudicar la ejecución sin licitación previa. Le advierte de que alguna otra constructora puede sacarlo a la luz. A Barrientos sólo le preocupa que la adjudicación se lleve a cabo antes de las elecciones puesto que «si gana el PP no dan por culo».
¿Cuántos millones queréis?. Un promotor desesperado ofrece distintas cantidades a los imputados para desbloquear su proyecto. «Qué queréis?, un millón, dos... lo que sea, que se firme inmediatamente, yo nunca voy a defraudar a Antonio (Barrientos). Me comprometí para lo que haga falta, pero darnos la licencia con cautela de la fianza». Hay numerosas llamadas de Flores y la licencia se concede.

Teléfono rojo


Teléfono rojo

Artículo de opinión de Justo Navarro publicado en El País.
En abril de 2007, la entonces responsable provincial del PSOE llamó desde su despacho en el Ayuntamiento de Málaga, primer concejal de la oposición, al móvil del alcalde de Estepona para comentarle "un temilla". Muy profesional, se interesó por los teléfonos que usaba el regidor, ya que hubiera preferido llamarle al teléfono de su casa, fijo. El alcalde, que meses después fue detenido por la policía acusado de esa conjunción de delitos a la que se da el nombre de corrupción, elogió la seguridad de su teléfono, "un teléfono rojo", blindado y controlado por la seguridad municipal "con todo tipo de medidas".

Llegó la Navidad. La promotora Valle Romano preparaba un reparto de regalos entre políticos, periodistas y hombres de negocios próximos a Estepona. Un directivo de la empresa dio instrucciones telefónicas para la entrega de aguinaldos, que había de ser "una cosa discretita". Nadie debía saber qué regalo merecían los otros. Es fácil herir susceptibilidades. También lo grabó la policía. Yo me fijo en los diminutivos: el temilla, la cosa discretita. Su pequeñez contrasta brutalmente con la gran operación policial, con las cantidades megalómanas que barajan algunos constructores y algunas autoridades municipales. El voto de un concejal de Estepona, un solo voto, puede haber costado más de un millón de euros. Es lo que, en opinión de los investigadores, habría pagado Valle Romano a un representante del PA para que apoyara después de las elecciones de junio de 2007 al candidato del PSOE a la alcaldía. Lo contaba el sábado Fernando J. Pérez en este periódico.

Para hablar del temilla de Estepona parecía seguro el gran teléfono rojo con que el Ayuntamiento de Estepona protegía a su alcalde, tan contento de semejante adelanto técnico. Los teléfonos rojos en la mesa de los gobernantes se veían en el cine como un signo del poder máximo sobre la Tierra, un emblema de los emperadores de América y Rusia, que descolgando el aparato y apretando una tecla podían desatar la guerra atómica aniquiladora total. En 1963 Stanley Kubrick hizo una película de risa diabólica que aquí se llamó precisamente Teléfono rojo: ¡Volamos hacia Moscú! Peter Sellers cobró un millón de dólares por interpretar tres papeles. Kubrick, avaro famoso, dijo: "Tenemos tres papeles por el precio de seis". En 2007 un solo voto valía en el pleno municipal de Estepona más que los tres papeles de Sellers.

Hay alcaldes y concejales que ven la corrupción como una magnánima organización de beneficencia al servicio del pueblo: parece que en Estepona los constructores compraban favores municipales con donativos a la Cruz Roja y la residencia de ancianos, o pagaban fiestas, verbenas y la campaña electoral del partido que hacía feliz a todo el mundo, y el ayuntamiento era una oficina de empleo y distribución de alegría a través del trabajo para todos.

Pero la justicia no los comprende, y les interviene el teléfono, y blindar los teléfonos es difícil. ¿Por qué no sugieren a sus partidos que promuevan en el Congreso una solución a la italiana? Los partidarios de Berlusconi impulsan estos días una ley que limita drásticamente las escuchas policiales. Para justificar judicialmente una escucha telefónica habrán de existir indicios de culpabilidad, no sólo indicios de delito. (Pero, si ya hay indicios de culpabilidad, ¿es necesario pinchar teléfonos?) Y estará prohibido publicar transcripciones de las escuchas, enteras o resumidas, hasta que se celebre el juicio correspondiente. Ni siquiera se podrán difundir una vez levantado el secreto del sumario: no es lo mismo un documento dormido en el archivador de un abogado, que en los periódicos, en la calle, como opinión pública, difundiendo en vivo el funcionamiento íntimo del Estado y la sociedad. Con una ley como la que fabrican en Italia, esto que escribo sería ilegal.

El escándalo de Astapa


El escándalo de Astapa

Cientos de conversaciones telefónicas registradas en el sumario revelan cómo el cobro de comisiones y los favores urbanísticos a empresas a cambio de "donaciones" en el Ayuntamiento de Estepona estaban a la orden del día

Málaga Hoy. Las cientos de horas de conversaciones telefónicas registradas en los seis primeros tomos del caso Astapa, sobre los que se acaba de levantar el secreto sumarial, ponen de manifiesto el funcionamiento presuntamente irregular con el que funcionó el Ayuntamiento de Estepona a lo largo de los últimos años. En el entramado, encabezado por José Flores, jefe de gabinete de Alcaldía; su primo Juan Simón; el concejal de Economía, Francisco Zamorano, y el propio alcalde, Antonio Barrientos, benefició a numerosas empresas, muchas de ellas vinculadas con el urbanismo de la localidad, a cambio de "donaciones" económicas que sirvieron para pagar las nóminas de los empleados, muchas de las actividades de las delegaciones municipales y la campaña electoral de los partidos políticos en el gobierno. Estas son algunas píldoras del sumario:

"arde troya"

Los investigadores, en base a la información aportada por los denunciantes, reflejan unas manifestaciones que al parece hizo el secretario adjunto del Ayuntamiento José Manuel Duarte Domínguez en las que decía que le estaban "obligando, presionando, chantajeando y amenazando para firmar un convenio urbanístico que va a ser un pelotazo grande". En sus palabras, agrega: "Estepona se queda mamando con lo que está pasando en Marbella y el día que aquí se investigue arde Troya y todo el mundo sale salpicado".

el pollo, el sapo...

Como en el caso Malaya, son numerosos los motes que se emplean en las conversaciones telefónicas para referirse a algunos de los implicados. En buena parte del sumario hay alusiones al pollo, término que se usa para identificar a Antonio Barrientos; al loro, en alusión a José Flores, quien en alguno de los diálogos se define así mismo también como el señor de los hilillos; el sapo, que es Francisco Zamorano, y al que en un momento determinado se le llama sapo venenoso; Colombo, como se llama a Antonio García, el lechuga o el palmero...

¿hermanitas de la caridad?

El sumario constata cómo la mayoría del dinero que se entrega a colectivos, como Cruz Roja, Alcohólicos Rehabilitados, la Asociación de Fibromialgia, entre otros, se realiza con cheques al portador, en la mayoría de las ocasiones emitidos por empresas constructoras con las que el Ayuntamiento firma convenios y otras veces en metálico. "Es fundado plantarse la cuestión de si los empresarios de Estepona son como hermanitas de la caridad o más bien están entregando dinero a cambio de algo", aseveran los investigadores.

financiación irregular

La investigación recoge un fax remitido por una importante empresa promotora con actuaciones en el municipio a la atención del jefe de gabinete de Alcaldía, con fecha 19 de agosto de 2003, en el que textualmente se dice: "Por el presente, deseo poner en su conocimiento la transferencia por valor de 30.000 euros, que se corresponde con donación de esta entidad a favor del Ayuntamiento de Estepona para el destino exclusivo de la financiación de Verano 2003 organizado por la Delegación de Cultura". En este mismo contexto, existe otra carta de esta misma firma mercantil, de 25 de septiembre de 2003, dirigida al entonces concejal de Hacienda, Manuel Reina, que menciona la solicitud de esta promotora de una transferencia de 300.000 euros a favor del Ayuntamiento al objeto de que se destine "única y exclusivamente al capítulo de Personal del Consistorio. Entre la documentación también se recoge una fotocopia de un justificante de transferencia por 830.000 euros en concepto de "aportación voluntaria" al Ayuntamiento por este misma empresa.

morosos con el pgou

Una de las cuestiones a las que se ve obligado Barrientos a dar respuesta es a la deuda que mantiene el Ayuntamiento con Enrique Bardají, redactor del PGOU del municipio, al que se contrató por 800.000 euros. En una conversación mantenida el 1 de octubre de 2007, queda clara la preocupación del urbanista. "Antonio quería hablar contigo para saber si podías dar alguna instrucción, y pedirte un favor, que la dieses urgentemente para que me paguen", comenta Bardají, a lo que Antonio contesta: "Pero es que yo esa instrucción la tengo dada hace tiempo". "Pero no te hacen caso", apostilla el arquitecto. El diálogo finaliza y Antonio se compromete a tratar el tema personalmente: "Tienes más razón que un santo", apostilla el regidor.

obsesión de barrientos

El congreso del periodismo es uno de los temas a los que Barrientos más atención pone en sus conversaciones telefónicas. Lo que le preocupa es el alto coste de la actuación. En un diálogo con José Flores queda claro: "Hay que buscar dinero para el congreso mundial, que ni hay que rechazarlo, que hace falta más dinero, unos 350 o 400 mil euros", a lo que Flores contesta: "Tengo una idea pero que no se puede decir por teléfono. Estoy indagando y podíamos sacar una cantidad importante de un sitio".

¿puros o billetes?

Son varias las alusiones que se hacen en las conversaciones telefónicas de Barrientos a una caja de puros en la que supuestamente guardaba dinero. En una de ellas, mantenida con su escolta en 18 de mayo de 2007, dice que dejó la caja "en el maletero, por la parte de atrás, por el lado izquierdo". A los 40 minutos de esta conversación, Barrientos vuelve a hablar con su escolta en relación al pago de un concierto de Los del Río. "Estoy en el hotel, y estoy intentando localizar a Anabel. ¿Ve bien que lo cuente Anabel o prefiere que lo cuente los del Río?", pregunta el escolta, a lo que Barrientos dice: "Tú dáselo a Anabel y que ella se lo dé de mi parte". "Yo lo he contado, son..." "Son 12.000 euros, que son 24 billetes de 500...", añade el escolta.

el enemigo duarte

El resquemor de algunos miembros del Ayuntamiento con Rafael Duarte queda en evidencia en una conversación grabada a María Luis Rodríguez y María Lozano. Durante la misma aluden a los "tejemanejes" de el entonces concejal de Urbanismo en Manilva y hablan de su "oscuro pasado". Incluso, Marisa Lozano reconoce estar buscando información de Duarte para ayudar a Francisco Zamorano. Hay que recordar que ambos mantienen un enfrentamiento importante. Asimismo, Marisa señala que Barrientos teme a Zamorano, "porque tiene contactos políticos y mucha información profesional, tanto política como académica".

el escaso compromiso de barrientos

En una conversación de José Flores, fechada el 26 de mayo de 2007, éste muestra sus dudas sobre Barrientos. "Él se tiene que comprometer, no puedes tener inversores con un convenio frenado, no puede ser, tiene que sacar el plan. Los temas de gestión los tiene que sacar. Y él tiene que tener un grupo empresarial detrás para la siguiente campaña y para todo los que nos viene en cuatro años".

El señor de los hilillos


El señor de los hilillos

Artículo de opinión de Antonio Méndez publicado en el Málaga Hoy.
EN un asunto tan complejo como sacar conclusiones sobre lo que hemos conocido del sumario de Astapa en Estepona, no hay nada mejor que pedir auxilio a la literatura. Podemos darle la vuelta al drama de Francisco de Rojas porque, en este asunto, del rey abajo, casi todos. Aunque ni siquiera dejaron a salvo al monarca, cuya inauguración de un congreso mundial de agencias de noticias sirvió de coartada para pasarle el platillo a los sufridos patrocinadores.

La obra es de tal intensidad que cuesta encontrar un personaje secundario. Alcaldes, concejales, técnicos municipales, políticos, abogados, primos, novios, cuñados, esposos, periodistas con influencia y sin tanta, empresarios poderosos y venidos a menos, promotores, chiringuiteros y hoteleros. Todos bordan su papel cuando cruzan por este gran teatro de la vida esteponera. Unos exhiben su perfil de conseguidores persistentes, otros el de intermediarios influyentes, hay enchufados, figurones fantasmas y bocazas, enteradillos y listos, villanos y, por supuesto, dos supuestos hombres buenos: David Valadez y Cristina Rodríguez. El partido no quiso prestarles atención y ellos decidieron quemar ante la justicia los muebles de una casa socialista que apestaba. Y un mes de octubre de 2006 ante la Fiscalía anticorrupción cambiaron sus vidas. Ojalá que el futuro les depare más días de gloria que noches de pesadilla.

Puro costumbrismo en nuestro siglo XXI. Aunque se deslicen escenas de vodevil. Conversaciones de móvil donde se mezcla el negocio, la preocupación por la familia o por el campeonato de liga. Charlas en el golf, mientras se pacta el montante entre hoyo y hoyo. Padres con porte senatorial que quieren asegurarse el futuro laboral de un hijo. Tráfico de influencias para conseguir que el Ayuntamiento repare una avería de agua en el hogar. ¿Y qué potentes argumentos pueden razón de ser a tan este denso entramado ? El dinero y la ambición. Los únicos capaces de agitar la naturaleza humana. Pasta para sí, para el partido o hasta para el Ayuntamiento. La normalidad. Todos ganan, ganamos todos.

Sodoma y Gomorra en manos de el señor de los hilillos, como se definió a sí mismo José Flores Simón, el jefe de gabinete del alcalde Antonio Barrientos. Él sí que más que un capítulo aparte merece una trilogía.

Estepona en un callejón con pocas salidas

Estepona en un callejón con pocas salidas

Editorial Málaga Hoy. EL juez que investiga la presunta trama de corrupción en el Ayuntamiento de Estepona ha resuelto esta semana levantar el secreto de sumario de media docena de los tomos instruye. Por fin después de casi dos años, podemos conocer algunos de los indicios en la causa que se sigue contra el ex alcalde socialista de Estepona, varios concejales de su grupo y del PES, así como técnicos municipales y otros imputados por los presuntos delitos de cohecho, prevaricación, fraude, malversación de caudales públicos y blanqueo de dinero. Lo primero que hay que hacer es una llamada a la prudencia y a la presunción de inocencia. Los trabajos policiales defienden que se han podido cometer hechos de suma gravedad. Pero al margen de las escuchas telefónicas, algunas de las cuales pueden tener distintas contextualizaciones, desconocemos todavía si hay posteriores pruebas para sustentar esas sospechas. Pero la imagen que se extrae de lo ocurrido es devastadora, con todo tipo de presuntas prácticas que denigrarían la gestión política en un ayuntamiento y alcanzarían unos niveles de corrupción complicados de superar. La Policía mantiene que en el Consistorio existía una dinámica de "extorsiones" que sufrían los promotores con asuntos pendientes y a los que se obligada a colaborar voluntariamente como patrocinadores de los distintos eventos del Consistorio dirigido por Antonio Barrientos. Donaciones que en algunos casos pudieron servir también de financiación irregular para el PSOE local y el PES en esa campaña de las municipales de 2007. Y responsabiliza de la trama urbanística, además de al supuesto gran muñidor, el entonces jefe de Alcaldía, José Flores, al ex concejal Rafael Duarte, llegado tras esos comicios desde una vocalía de la gestora de Marbella, que se creó tras disolverse el Ayuntamiento por la operación Malaya. Prácticas de enchufismo y mezcla entre lo partidista y lo institucional, incluso al negociar créditos financieros, también aparecen. El regidor actual, David Valadez, fue el catalizador que acabó con la supuesta red con su denuncia a la Policía en 2006. Ahora se sienta en el Pleno con ocho de los imputados. La situación, a falta de dos años para celebrar elecciones, no puede ser más descorazonadora y puede degradarse más. El PP exige votaciones anticipadas, el PSOE las rechaza. Un necesario acuerdo se antoja utópico por el interés partidista. Pero si la estrategia sólo es tensar la cuerda, enviaremos a los ciudadanos a militar en la abstención o a defender la objeción política.

Saturday, June 27, 2009

El "caso Astapa" desvela contrataciones "a dedo" para controlar el PSOE local


El "caso Astapa" desvela contrataciones "a dedo" para controlar el PSOE local

ABC. El sumario del caso Astapa, que investiga la presunta trama de corrupción en el Ayuntamiento de la localidad malagueña de Estepona, desvela las contrataciones a dedo que se realizaban para controlar la asamblea del PSOE local.

Las investigaciones de la Policía recogen una conversación telefónica mantenida entre el entonces jefe del Gabinete de Alcaldía, José Flores, y su primo Juan Simón, ambos imputados en la causa por los delitos de cohecho, tráfico de influencias y blanqueo, aunque a Flores se le añade también el de malversación.

En esta conversación, Flores y Simón hablan de la necesidad de contratar a dedo a varias decenas de personas para controlar la asamblea.

La transcripción de la conversación, mantenida el 29 de noviembre cerca de la medianoche, recoge cómo Flores le cuenta a su primo que "con unas copillas" le dijo al ex alcalde Antonio Barrientos que le dejara actuar a él, que había diez o doce para contratar y que "se meten un par de ellos por mes" con el fin de tener la mayoría en la asamblea.

Añade que le había dicho a Francisco Alberto González, miembro del Gabinete de Alcaldía e imputado en la causa por los delitos de cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental, que le "eche una mano", que él también tiene un compromiso.

La conversación continúa con Flores contándole a su primo que quiere meter a la hija de otro militante "de administrativa en el Parque de Bomberos, para que pasara desapercibido", aunque Barrientos "no quiere mucho", y añade que le ha dicho al alcalde "que no se complique la vida, que la meta y punto".

Su primo le pregunta que cuando se celebre la asamblea hacia dónde se inclinarán y Flores le responde que "está con nosotros", que "se ha dado cuenta de que David no le ha hecho ni puto caso" y de que "David me vende que no hay problema pero ni se mueve", en referencia al actual alcalde, David Valadez (PSOE).

Si se contratan a otros más, asegura, "ya tienes a casi todo el mundo ubicado", y sólo "nos quedan un par de jardineros del partido y poquito más", y después, añade, "está lo de la hija de nuestro primo", aunque aquí desvelan que Barrientos no está por la labor.

Continúa, en relación al refuerzo para la campaña de Playas, que las personas contratadas aquí son treinta o cuarenta, "con lo que con eso tenemos controlada la asamblea", y la conversación concluye con que confía en que "después que vayan a las asambleas, por lo menos a las gordas".

La guerra interna en Estepona desveló la corrupción municipal


La guerra interna en Estepona desveló la corrupción municipal


El sumario del 'caso Astapa' recoge cohechos a ediles
El País. FERNANDO J. PÉREZ - Málaga - 27/06/2009

La guerra interna entre los concejales de Estepona (Málaga) fue clave para que afloraran algunos de los delitos investigados en el caso Astapa contra la corrupción, según se desprende del sumario de la investigación. La entrada en el consistorio de un nuevo concejal de Urbanismo, Rafael Duarte, que no estaba dispuesto a tolerar que le salpicaran las irregularidades, sumado al nerviosismo de otros ediles y cargos municipales, que, al igual que en el caso Malaya de Marbella, intuían el ocaso del imperio corrupto, dio material muy interesante a los investigadores.

En diciembre de 2007, Duarte se negó a firmar los presupuestos municipales ya que supuestamente se habían manipulado las previsiones de ingresos por aprovechamientos urbanísticos. Esta negativa le enfrentó a uno de los protagonistas de la trama, el edil de Hacienda Francisco Zamorano, que recurrió para la firma del presupuesto a la directora de Urbanismo, Patricia Rojo, hija del presidente del Senado, Javier Rojo, también imputada en la trama. "Han utilizado a Patricia, ella sabrá, que es mayorcita", afirmó Duarte en una de las escuchas. El sumario recoge dos llamadas de Javier Rojo al ex alcalde Antonio Barrientos. En una de ellas se interesa por el futuro laboral de su hija, y en otra trata de colocar a un técnico de deportes de Vitoria en el Ayuntamiento de Estepona o en el de Benalmádena, que en junio de 2007 pasó a manos del PSOE.

La policía también recoge que el portavoz del Partido Andalucista, Rafael Montesinos, "recibió, al parecer, 200 millones de pesetas del PSOE, a través de la promotora Valle Romano" a cambio de apoyar en junio de 2007 la investidura de Barrientos, pese a que el PA pensaba pactar inicialmente con el PP.

Galeote habló con Crespo de arrebatar la Alcaldía al PSOE

Galeote habló con Crespo de arrebatar la Alcaldía al PSOE

En una conversación telefónica hablaron de la necesidad de convencer a Montesinos, del PA

Málaga Hoy. El sumario del caso Astapa, parte del cual ha sido desprovisto del secreto judicial, recoge numerosas conversaciones telefónicas del ya ex concejal del PP en el Ayuntamiento de Estepona Ricardo Galeote, ahora imputado en el caso Gürtel, con el líder del PES, José Ignacio Crespo. En una de ellas, incluso, ambos hablan de la posible consecución de un acuerdo con el PA para arrebatar la Alcaldía al PSOE tras las elecciones municipales de 2007.

La transcripción del diálogo, mantenido el 1 de junio de 2007 y de madrugada, detalla los movimientos que se estaban desarrollando en esos días para convencer al portavoz del PA, Rafael Montesinos, para que apoyasen su iniciativa. Incluso, se habla de la necesidad de acudir a Sevilla para reunirse con el líder andalucista Julián Álvarez para que presione a su representante en el municipio. Crespo va más allá y recuerda lo sucedido en la Asamblea Madrid, cuando dos disidentes del PSOE dejaron sin la presidencia de la cámara a Rafael Simancas, lo que garantizó la elección de Esperanza Aguirre.

Así, en el transcurso de la conversación, el ex miembro del GIL le pregunta a Galeote si se acuerda de lo sucedido con Esperanza y Simancas, a lo que añade: "Tengo buenos amigos a los que no les interesa que se produzca esta situación y habría que abrir otras vías, no sólo la de Álvarez. Si a Tamayo le gustaba el mes de mayo, a Rafael también le gusta que le vayan a ver y que le expliquen por qué quieren que sea el alcalde". A ello apostilla que la posibilidad de que se crease un gobierno con Rafael Duarte, que fue nombrado concejal de Urbanismo, e Izquierda Unida "va a ser una cosa increíble para la gente que mueve la economía".

Finalmente, Montesinos no acepta la proposición realizada por el PP y el PES, hecho criticado tanto por Galeote y Crespo en otras conversaciones. Incluso, en una de ellas se punta que la negativa del dirigente andalucista tiene más que ver con una aportación económica de la que habría sido objeto.

El caso Astapa desvela la supuesta financiación irregular del PSOE


El caso Astapa desvela la supuesta financiación irregular del PSOE

José Flores, responsable de la trama de corrupción, coordinó el comité electoral de la formación

El sumario del caso Astapa desvela la presunta financiación irregular de la que se benefició el PSOE de Estepona a lo largo de los últimos años, a través de las numerosas "donaciones" realizadas por diversos empresarios, ahora imputados en la causa, con proyectos en el municipio. En el transcurso de la investigación de la Policía Nacional son numerosas las alusiones a la "estrecha relación" que mantenía el Consistorio y el partido socialista con un determinado grupo empresarial, lo que se traducía en "donativos" dirigidos al Ayuntamiento, lo que, a juicio de los investigadores, acabó por convertirse "en una auténtica financiación del partido político mayoritario".

En este escenario, se recoge cómo los responsables de esta formación apuntaron la posibilidad de "justificar" ante la opinión pública el gasto que estaba realizando durante la campaña electoral de 2007 haciendo que los quince primeros integrantes de la candidatura solicitasen un préstamo por 6.000 euros. Así queda reflejado en uno de los seis tomos sobre los que se ha levantado el secreto, en el que se precisa cómo en una de las reuniones del Comité Electoral del PSOE, cuyo máximo responsable parece que era José Flores, uno de los cabezas visibles de la corrupción generalizada existente en la localidad y encargado de lograr las aportaciones económicas del empresarios, se puso sobre la mesa esta iniciativa como "respuesta política en caso de que algún partido político denunciara el despilfarro económico" que se estaba produciendo.

Prácticamente todos los ediles afectados cursaron la petición del citado crédito, aunque se señala cómo la número cuatro de la lista y secretaria de Administración del PSOE, María Victoria López Cabezón, aseguró en una de las reuniones que "todo era un paripé" y que "nunca se llegaría a firmar", ya que sería una promotora inmobiliaria la que se haría cargo de la cuantía necesaria.

Conforme a lo señalado en la documentación, el comité electoral socialista estaba participado, entre otros, por el ya mencionado José Flores, por su primo Juan Simón, por el concejal de Hacienda, Francisco Zamorano, y por el responsable de la misma empresa que asumía buena parte de los pagos vinculados a la campaña y al Ayuntamiento.

Precisamente, una de las grabaciones telefónicas realizada por la Policía, en la que participaron Flores y Antonio Moro, quien podría ser director del área de Nuevas Tecnologías del Consistorio, dependiente de la Delegación de Cultura, versaba sobre la financiación de la campaña y el modo de "cubrir una posible investigación y los comentarios políticos". A este respecto, se apunta que una medida sería la de firmar un préstamo. En el diálogo, incluso, Moro muestra su temor a que si se habla mucho del tema, la Fiscalía busque "un chivo expiatorio" y que pudiese afectarles a ellos, a lo que Flores contesta: "Tienen que pillar a otra gente antes".

El listado de gastos del PSOE a lo largo de la campaña incluye ejemplos como el protagonizado por Antonio Barrientos el 22 de mayo de 2007, cuando visitó varios domicilios de Estepona. En uno de ellos, según se expone, entregó un billete de 500 euros en mano a una familia que aseguraba estar pasando apuros económicos.

Destaca igualmente cómo si bien Francisco Zamorano, concejal de Economía, no hace referencia en sus conversaciones a la posible financiación ilegal del PSOE, sí aparecen algunos indicios. En una conversación con Victoria López Cabezón, responsable de Educación, aluden a unas transferencias a la cuenta del partido para el pago de deudas de las pasadas elecciones, al parecer, abonados, nuevamente, por la misma empresa.

Asimismo, es llamativa la transcripción de una charla entre José Ignacio Crespo, líder del PES, y José Flores en relación a la financiación de campaña: "Habéis desplegado, macho, medios que te cagas. No os ha faltado de nada, macho. Joder, habéis tirado, joder", dice Crespo, a lo que Flores contesta: "Se ha hecho una campaña de la leche". En el diálogo, mantenido el 28 de mayo de 2007, a las 21.18, Crespo se refiere a algunas alusiones que, se da a entender, le hizo Antonio Barrientos en uno de los debates previos a los comicios sobre la financiación de los partidos. "Será cara éste, macho; será cara, que se ha gastado lo que no está escrito", dice, a lo que Flores contesta: "Es que ni lo sabe". "Sé lo que me he gastado yo y viendo lo que me he gastado yo, me hago un cálculo de lo que os habéis gastado vosotros. Y que el tío me hable de financiación... Hombre, eso que lo digan Los Verdes, pues me parece bien..." "Este macho, de verdad, es que ha perdido la cabeza", apostilla.

Una superficie comercial le regaló 1.500 jamones al Ayuntamiento

Una superficie comercial le regaló 1.500 jamones al Ayuntamiento

Barrientos quería destinar los 50 que sobraron a familias desfavorecidas. La empresa pretendía que el pleno aprobara la construcción de un nuevo centro

La Opinión de Málaga. JOSÉ ANTONIO SAU. MÁLAGA
El sumario del ´caso Astapa´ revela una afición muy extendida entre los empresarios que pretenden sobornar a políticos y funcionarios: los regalos. Un ejemplo es el hecho de que una multinacional del sector de las superficies comerciales obsequió al Ayuntamiento de Estepona con 1.500 jamones. Lo curioso es que, de esa cantidad, sobraron unos 50 y el ex alcalde Antonio Barrientos pensó en regalárselos a familias desfavorecidas del municipio, antes de darle uno a su hermano.
En un informe policial, los investigadores aseguran que el director en Estepona de una gran empresa le hizo al Consistorio un jugoso regalo, 1.500 jamones, "a cambio de que se llevase a pleno la aprobación de la construcción de un centro comercial y de ocio".
Antonio Barrientos le dijo a su concejal de Deportes, Carlos Rodríguez, que sobraron cincuenta. Éstos debían ir destinados, según la tesis del ex regidor, a las familias con menos recursos de la localidad. Su hermano recibió uno de ellos. En el informe consta asimismo que el representante de esta mercantil donó presuntamente más de cien millones de las antiguas pesetas para que el Consistorio pudiera hacer frente a los gastos derivados de la iluminación navideña, preocupación que se palpa únicamente con echarle un vistazo a las grabaciones telefónicas intervenidas.
En ellas, los empresarios y los políticos se muestran sumamente cautos, ya que muchos de ellos eran conscientes de que estaban siendo investigados por la policía, sobre todo después de que estallara algunos meses antes el ´caso Malaya´ en Marbella. No en vano, hay relaciones inquietantes entre algunos de los imputados en ese asunto y los implicados en ´Astapa´.
También destaca el hecho de que el PES no cobra ni un euro a sus afiliados y, sin embargo, la formación hacía frente a diversos gastos como la edición de una revista propia.

El sumario vincula con el 'caso Malaya' a varios imputados



El sumario vincula con el 'caso Malaya' a varios imputados

SUR. Los seis tomos del 'caso Astapa' sobre los que se ha levantado el secreto de sumario se encuentran salpicados de referencias a la 'operación Malaya' y al principal procesado en esta causa, el ex asesor urbanístico Juan Antonio Roca. Incluso la juez que instruía el procedimiento sobre la supuesta trama de corrupción municipal en Estepona solicitó al Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella un informe policial en relación con un convenio firmado entre el Consistorio esteponero y la sociedad Inversora Inmobiliaria Eridano, vinculada a Roca.
La supuesta actuación del ex director del Área de Urbanismo de Estepona, Pedro López, como testaferro de Roca es otra de las cuestiones que relaciona ambos procesos judiciales. En la denuncia que dio origen al 'caso Astapa' se recoge que López posee una decena de caballos pertenecientes a una yeguada propiedad del ex asesor urbanístico.
Sin embargo, las conexiones no determinan que Roca se encuentre detrás de las supuestas actividades delictivas investigadas en el 'caso Astapa' ni que por el momento vaya a ser imputado en esta causa. «No hay nada contra Roca», aseguraron ayer a Efe fuentes cercanas al procedimiento.
Las referencias también se han dado a la inversa. Así, el nombre de Ignacio Crespo ya aparecía vinculado a Roca y al ex primer teniente de alcalde de Marbella Pedro Román en un anónimo que fue remitido en su día al instructor del 'caso Malaya'. El sumario de 'Astapa' también cita este hecho.

Valadez: «Tengo miedo desde que se inició 'Astapa' y lo peor está por venir»

Valadez: «Tengo miedo desde que se inició 'Astapa' y lo peor está por venir»


El alcalde de Estepona asegura que ha vivido un calvario los últimos años en su primera comparecencia tras desvelarse la denuncia a sus compañeros

SUR. «Si tienen conocimiento de ilegalidades les pido que las pongan en conocimiento de los tribunales». Dicho y hecho. El actual alcalde de Estepona, David Valadez, recogió el órdago que le realizó en público hace dos años el entonces alcalde de Estepona, Antonio Barrientos, tras un enfrentamiento entre ambos sobre la política urbanística municipal. Comenzó en ese momento la investigación sobre el 'caso Astapa'. Así lo narró ayer el primer edil socialista, que compareció junto a su compañera de partido Cristina Rodríguez, tras el levantamiento parcial del sumario de este caso.
El relato del primer edil pone de manifiesto que los últimos años no han sido un camino de rosas. El alcalde aseguró sentir miedo por las «múltiples amenazas» que él y su compañera sufren desde que estalló hace un año la presunta trama de corrupción y defendió que aunque «lo más fácil» hubiera sido dimitir, tenían claro que «las cosas se cambian, sólo y siempre, desde dentro (...) El que la haya hecho, que la pague».
Sus palabras sacaron a la luz las tensiones que se vivieron en el seno del PSOE y las consecuencias de la denuncia que realizaron en comisaría sobre las presuntas irregularidades que detectaron en la gestión municipal desde 2003. «Durante estos cinco años nuestra presencia política ha sido indeseable. Lo peor, no obstante, está por venir; somos plenamente conscientes de que se ha destapado, aún más si cabe, la caja de Pandora», dijo Valadez.
Los enfrentamientos entre Antonio Barrientos y David Valadez no pasaron desapercibidos. Tanto es así, que el actual alcalde aseguró ayer que los supuestos hechos delictivos detectados fueron puestos en conocimiento del grupo municipal y de la ejecutiva local socialista. La respuesta del ex alcalde ante estas discrepancias según Valadez era esta: «Barrientos mostraba mi nómina en los medios, tratando de humillarme y dando a entender que por cobrar por ser concejal tenía que someterme a sus dictados y no rechistar ante nada».
Sobre el papel que ha jugado en la presunta trama de corrupción tras conocerse que formuló la denuncia sobre la que se inició la investigación, el primer edil fue tajante: «No somos héroes, ni tampoco villanos; sólo ciudadanos responsables que hemos demostrado con hechos que creemos en otra manera de hacer política». En este sentido lanzó un aviso a navegantes. «Tampoco estamos dispuestos a tolerar que algunos vengan arrogándose los méritos de la limpieza democrática tras la 'operación Astapa', cuando su actitud ha sido de complicidad y colaboración».
Insisten en la disolución
Los populares volvieron a insistir en la necesidad de disolver la Corporación esteponera y convocar nuevas elecciones. En esta ocasión, lo ha demandado la portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría. En una visita ayer a Torremolinos manifestó que «las graves revelaciones» del sumario demuestran que «es necesaria» esta medida. «Tenemos que volver a reclamarlo en el Congreso de los Diputados para que se dé la voz al pueblo y haya un gobierno honrado y decente, que saque a Estepona del descontrol que está viviendo», concluyó la dirigente popular.

Friday, June 26, 2009

El alcalde de Estepona admite tener miedo por las "múltiples amenazas" que ha recibido a raíz del 'caso Astapa'

El alcalde de Estepona admite tener miedo por las "múltiples amenazas" que ha recibido a raíz del 'caso Astapa'

David Valadez ha declarado hoy que denunció cuando era concejal las irregularidades en el Ayuntamiento al ser "la obligación de todo ciudadano

SUR. El actual alcalde de Estepona, el socialista David Valadez, y su compañera de partido, la concejala Cristina Rodríguez, han expresado su miedo por las "múltiples amenazas" que sufren desde que comenzó el caso Astapa, que investiga la presunta trama de corrupción político-urbanística en esta ciudad.
Valadez y Rodríguez interpusieron en noviembre de 2006 una denuncia por la presunta trama de corrupción política y urbanística en el Ayuntamiento de Estepona y desde el inicio de las investigaciones han sufrido presiones y "han intentado destruirnos políticamente", según reconocieron hoy en rueda de prensa.
Durante su intervención, Valadez ha leído un escrito en el que ha manifestado que "han cumplido con lo que, para nosotros, tiene que ser una obligación de todo ciudadano que observa comportamientos irregulares: denunciarlos".
Según el alcalde, pusieron en conocimiento de los órganos competentes unos actos y "ha sido la justicia la que en base a unos hechos ha tomado las decisiones que ha estimado convenientes, nunca nosotros".
La instructora del caso Astapa, Virtudes Molina, decretó ayer el levantamiento parcial del sumario y del mismo se desprende que en el Ayuntamiento eran comunes el enchufismo y los pagos por parte de empresas a cambio de "favores" como determinadas concesiones administrativas.
Valadez y Rodríguez han manifestado durante la rueda de prensa que ellos ni han mandado a nadie a prisión ni han imputado a ninguna persona y que han cumplido con las recomendaciones que les hizo el que fuera alcalde Antonio Barrientos, ahora imputado en el caso, en octubre de 2006 cuando no fueron a un pleno en el que se iban a aprobar varios convenios urbanísticos.
En aquel momento, Barrientos en rueda de prensa les instó supuestamente a que si tenían conocimiento de ilegalidades, lo pusieran en conocimiento de los tribunales, y les afirmó que "yo cuando tengo conocimiento de un hecho delictivo, lo pongo en los tribunales, ya que si no sería cómplice".
Ambos, según han señalado, tenían claro que no podían ser cómplices de las actividades ilícitas que, bajo su juicio, se estaban cometiendo.
Valadez ha destacado que en las próximas semanas sufrirán una campaña de desprestigio porque "a algunos les va la misma vida en ello, y quieren hacer cree que todos somos iguales, que nosotros también somos corruptos, y se equivocan".
El alcalde ha asegurado que no tolerarán que "algunos vengan ahora arrogándose los méritos de la limpieza democrática" tras la operación Astapa cuando su actitud ha sido durante años "de total complicidad, condescendencia y colaboración".
Valadez ha señalado que durante los años de mandato las discrepancias fueron públicas con el ex alcalde, Antonio Barrientos, así como con integrantes del gobierno recordando su dimisión de los consejos de administración de las empresas municipales por no compartir la gestión que se estaba llevando a cabo.
El alcalde ha concluido señalando que "no somos ni héroes ni villanos, sino ciudadanos responsables" que creen en una manera de hacer política distinta a la que ha padecido la ciudad. "Ahora y más que nunca somos los enemigos a batir", han apostillado.
El caso Astapa ha supuesto la imputación de 63 personas, entre ellas el entonces alcalde del PSOE Antonio Barrientos, el concejal del PES Manuel Reina y el entonces jefe del gabinete de alcaldía Jose Flores, entre otros.

"Las comisiones en Estepona, mayores que las de Marbella"

"Las comisiones en Estepona, mayores que las de Marbella"

El sumario revela que el actual alcalde denunció la trama de corrupción

El País. "Las comisiones que hemos tenido que pagar en Estepona son mucho mayores que las que tuvimos que pagar en Marbella en tiempos de Roca". Así se expresaba un empresario de la constructora Proincosta, según uno de los primeros informes policiales del caso Astapa. Un año y una semana después de que la policía pusiera patas arriba el Ayuntamiento de Estepona (Málaga, 60.000 habitantes) con aquella operación contra la corrupción, la juez que instruye el caso, Virtudes Molina, ha levantado parcialmente el secreto de las actuaciones.

En la operación fueron detenidos el ex alcalde socialista Antonio Barrientos, otros seis ediles del PSOE y del partido posgilista PES y numerosos cargos y técnicos municipales, en su mayoría relacionados con el urbanismo. La apertura del secreto judicial ha permitido, en primer lugar, confirmar lo que era un secreto a voces en la ciudad: que la causa arrancó gracias a dos concejales: el actual alcalde, David Valadez (PSOE), y su compañera de corporación Cristina Rodríguez, que en noviembre de 2006 denunciaron ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal, en Madrid, las irregularidades de las que eran testigos. La instrucción, que sigue abierta, acumula 63 imputados.

La primera conclusión que obtuvo la policía es que "los partidos políticos de Estepona, más concretamente el PES y el PSOE, tendrían al menos ciertas irregularidades en su financiación que podrían derivarse en actividades ilícitas". Se cita el caso de un convenio, tasado en 1,2 millones de euros, que supuestamente sirvió para pagar la lujosa campaña electoral del PSOE esteponero en mayo de 2007. Para disimular esa financiación irregular, Barrientos supuestamente pidió a sus compañeros de lista que suscribieran un préstamo de 6.000 euros cada uno. También se han detectado contrataciones y procesos de selección de personal "amañados" y aumentos injustificados de sueldos.

Valadez y Rodríguez entregaron a la policía una declaración de 18 folios acompañada de una carpeta amarilla con información sobre 15 convenios urbanísticos en la localidad, en la mayor parte de los casos con tasaciones de terrenos a la baja, lo que suponía tanta ventaja para los promotores como quebranto económico para el municipio.

Los ediles iniciaron su relato explicando que en el Ayuntamiento existen tres contabilidades. En la caja A "el dinero está fiscalizado por los habilitados nacionales de carrera [interventor, secretario y tesorero] y destinados a los fines previstos por la ley". La caja B "procede de las donaciones que los empresarios realizan al Ayuntamiento para afrontar determinados gastos" a cambio de recibir "favores hacia sus intereses". Entre estos desembolsos figura el pago de la luz de una residencia de ancianos o el convenio de colaboración con la asamblea local de Cruz Roja. En una reunión a la que asistió Valadez, Barrientos supuestamente se jactó de "aplicar un impuesto revolucionario" a los promotores.

Si la caja B es dudosa, la caja C es directamente delictiva: "En ella se ingresa el dinero destinado a cuentas particulares" de la gente vinculada al Ayuntamiento. Según los denunciantes, un notario de Estepona "situó la existencia de estas cajas en el municipio vecino de Marbella".

Mantenían un ´elevado´ nivel de vida


Mantenían un ´elevado´ nivel de vida

El sumario habla de la compra de grandes propiedades, el uso habitual de billetes de 500 euros, "numerosas" comidas en restaurantes de "lujo", partidos diarios de golf o vehículos de alta gama

La Opinión de Málaga. MATUCHA GARCÍA. MÁLAGA El uso de billetes de 500 euros, adquisición de propiedades, "numerosas" comidas y cenas en restaurantes de Estepona, partidos diarios de golf, fiestas en un barco, viajes, vehículos de alta gama, "una gran mansión", caballos... Los informes elaborados por la policía sobre el ´caso Astapa´ inciden especialmente en el "elevadísimo nivel de vida" de los implicados en esta presunta trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Estepona.
Sobre el ex alcalde socialista Antonio Barrientos el informe policial dice textualmente que pese a la "precaria" situación de las arcas del Consistorio Barrientos "sigue manteniendo un elevadísimo nivel de vida, con desayunos diarios en el hotel H-10, de cinco estrellas, así como numerosas comidas, cenas, noches de diversión en lugares de alto standing... lo que no encaja con los ingresos que percibe por su puesto como alcalde, por lo que es de sospechar que pudiera estar percibiendo ingresos extra por otras vías". Se hace referencia además a estancias en hoteles de 300 euros la noche.
No es la única referencia al nivel de vida de los implicados, ya que también se cita a José Flores, el que fuera jefe de gabinete, a su primo Juan Simón García; a Francisco Zamorano, ex edil; Pedro López Fernández, ex concejal y director de Urbanismo por el PES; José Ignacio Crespo, también ex edil del PES; el secretario municipal, José Gustavo Rubio Luna; o el ex edil Manuel Reina.
De Zamorano se resalta que desde que entró a formar parte de la corporación municipal en el año 1999 ha pasado de vivir con su madre a tener en propiedad dos pisos áticos de 200 metros cuadrados cada uno en el centro de Estepona, ser dueño de un vehículo de alta gama, regalar a su esposa un coche –marca mini "último modelo"– y tener participación en distintos negocios y sociedades.
Pedro López, según siempre el informe policial, posee una yeguada en la zona de la Granja, parte de cuyos caballos proceden de la ganadería –Marqués de Velilla– de Juan Antonio Roca. Crespo por su parte es propietario de una mansión junto al parque Selwo, mientras que el secretario municipal "ha recibido dos pisos en la zona de Punta la Plata –que luego vendió a terceros antes de escriturarlos a su nombre– a cambio de emitir un informe favorable para cierta promotora, según denuncia la concejala Rosa Díaz".
También "es significativo" el gasto que José Flores Simón tiene en una agencia de viajes para sus vacaciones "para obtener una idea del nivel de vida de esta persona". Concretamente realiza un gasto de 7.544 euros. Éste manifiesta además en una conversación que "sólo tiene billetes de 500 euros". Así, la policía apunta que el uso de estos billetes "es muy usual encontrarlo en personas relacionadas con la construcción, sobre todo para la realización de pagos en B (dinero negro)".
De la actividad diaria de Juan Simón García se desprende "un elevadísimo nivel de vida". "Son numerosas las comidas y cenas en restaurantes de Estepona... En el periodo de observación ha jugado prácticamente todos los días al golf... También invita a amigos a navegar en barco".
Del edil Manuel Reina se dice que es propietario de varios inmuebles, conducía vehículos de alta gama y mantenía "numerosas citas en restaurantes de "lujo" de la costa andaluza. "Muestra del nivel económico es las inversiones que efectúa en la bolsa".